Masaje Tailandés

- Sesiones -

Masaje Tailandés

Es una práctica similar al Yoga, no sólo por sus posturas y formas, sino también por sus fundamentos filosóficos. Se lo conoce como “Yoga para perezosos”.

Es un modo de despertar la conciencia física y desarrollar un estado vital y disponible, a través de presiones y movilizaciones asistidas. Su fin es prepararnos para la meditación.

Las líneas Sen recorren todo el cuerpo y algunas de ellas son las que se trabajan durante la sesión con digitopuntura y presiones con codos, pies y manos.

Algunos de los aportes de la práctica del Masaje Tailandés son:
– Armoniza el tono muscular
– Mejora el dormir
– Mejora la movilidad de las articulaciones
– Mejora la circulación
– Fortalece las defensas naturales del cuerpo
– Nutre la capacidad de vincularse a través del contacto conciente
– Aclara los pensamientos
– Acompaña a procesar incomodidades físicas, emocionales o de cualquier tipo
– Alimenta la conexión con la salud y la creatividad

Las sesiones son al nivel del piso. Son contraindicadas para embarazadas, personas con fiebre o lesiones actuales. Es necesario asistir con ropa cómoda, como de gimnasia, pantalones largos y de telas lo menos sintéticas posible.